viernes, 15 de noviembre de 2013

La anilla de la vergüenza

Modelo grande de anilla para un pardillo

En esta nuestra comunidad Valenciana, siempre estamos dando la nota en el nombre de la tradición, y en el nombre de la tradición  no son pocas las barbaridades que se les hicieron a tantos hombre buenos de ciencia y de religión, por traducir la biblia al latín para que el pueblo llano la entendiera o por decir que la tierra es redonda, como una reminiscencia del pasado  se resisten los paranyeros*   a desaparecer aunque la unión europea se halla pronunciado y denunciado tal práctica como no selectiva y que al capturar de manera cruel a las aves cinegéticas como el zorzal, se capturan otras tantas que no lo son como; currucas sp, petirrojos, mosquiteros etc…
Para más información PINCHA AQUÍ

*(Atraen las aves a barracas compuestas de árboles llenos de bastoncillos  con  pegamento)
El último invento de este colectivo (con el visto bueno de la generalitat)  ha sido buscar  la escusa de estudios seudocientíficos sin la preparación adecuada con su  propias anillas que no darán ningún resultado porque son intramitables,  es decir que las que los anilladores legales controlemos se quedaran en un cajón, ya que son irregulares, la última noticia que sabemos es que la generalitat ha suspendido el permiso a paranyeros a raíz de las protestas de los grupos ecologistas, esos sí cuando ya ha terminado el paso del zorzal y han cazado a placer, como siempre la burla no es  poca.
Los que también siguen en su lucha por no desaparecer son los silvestritas, cazadores de red de suelo, estos iguales que los otros también ponen anillas y tampoco están abalados por ninguna entidad ornitológica como, SEO, EBD etc…
Sus curiosillos son puro paripé de una mañana, muy lejos de la formación de los verdaderos anilladores científicos de aves, que tienen que estar un mínimo de dos años anillando, ser avalados  por un anillador experto y luego aprobar con una nota mínima de 7,5 después también tiene que supera una prueba practica.
Así que causa cierta hilaridad y frustración recuperar una anilla con remite UPV, Universidad Politécnica de Valencia, por todo esto esta entrada al blog se llama la anilla de la vergüenza, porque da vergüenza que no haya diferencia entre quien hace las cosas bien y quien las hace mal, pero me da la sensación que no es solo cuestión de esta nuestra comunidad valenciana.
 
Fotos: Julián Martínez
 

5 comentarios:

David Gascoigne dijo...

I am sure you are right about this practice being more widespread than just in your own area. It's truly a tragedy how we maltreat wildlife. Thanks for exposing this practice on your blog.

Marcos Pla Saez dijo...

Buen artículo Pedro, comparto en redes sociales. Muchas gracias por la información. Saludos.

ALVARO dijo...

Desgraciadamente en Aragon y otras comunidades también se facilita la captura de fringilidaos disfrazada de pseudo ciencia.

Una vergüenza y un horror.

Carmen Azahara dijo...

En este caso, ¿qué hiciste? ¿Se le reemplaza la anilla o no?

Carlos Ponce Cabas dijo...

Si se captura un ave con una anilla no reconocida a nivel internacional se debe reemplazar por otra oficial.
Es una lástima que tengáis que soportar estas cosas, pero ellos nunca tendrán la formación que tenéis vosotros. Ya sabéis cómo es el examen de anillador. Estoy seguro de que la persona que apruebe el examen y tenga el aval correspondiente SIEMPRE lo hará mejor.